Ginebra 2011: Rolls-Royce 102 EX, el R&R eléctrico

Renovarse o morir, este lema se lo ha tomado al pié de la letra una de las firmas automovilísticas mas tradicionalistas del panorama actual, la británica, Rolls-Royce. De momento solo se trata de un prototipo, pero me sé de mas de un purista que se estará echando las manos a la cabeza con esta notícia, pero seamos realistas, en este tipo de automóviles lo que prima por encima de todo es la comodidad, y para ello siempre se han utilizado mecánicas poco ruidosas, que vibren poco y muy suaves. Para cumplir estos requisitos, ¿acaso hay algo mejor que un motor eléctrico?, lo dudo.

Este prototipo emplea dos motores eléctricos de 145 kW que producen en conjunto una poténcia de 388 CV, potencia suficiente como para hacer acelerar al R&R de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos.

El principal inconveniente es la poca autonomía de este concepto, puesto que entre carga y carga solo puede recorrer 200 km y cada carga completa necesita 8 horas en modo trifásico, la mayor culpa de esa escasa autonomía la tiene el elevado peso del vehículo en cuestión, por lo que de momento nos podemos olvidar de este vehículo como opción para realizar largos viajes, el único sitio donde todavía cobra cierto sentido es para desplazamientos cortos en las ciudades con la ventaja de poder circular por las zonas vetadas a vehículos contaminantes como algunos centros urbanos.

 

Fuente: Autoblog