Niño sonriendo en un Porsche

Como saber si tu hijo será un amante de la automoción

Hablando con mas amantes del mundo del motor siempre me doy cuenta que hay algo que prácticamente todos tenemos en común, nos gustaban los coches ya en una edad muy temprana. Son numerosos los recuerdos que tenemos, algunos tuvierón padres que les apoyarón en su afición, otros alimentaban esta regalandoles coches de juguete, maquetas, etc… en cambio otros esperaban que esta «fiebre» desapareciera con el tiempo o intentaban inducirles a ellos otra afición que por lo general era la de ellos mismos. Pero esa afición por los coches y la velocidad es muy difícil de eliminar, incluso gente que ha sufrido un fuerte accidente con uno de ellos y que realmente tiene motivos para odiarlos si era un amante de la automoción lo sigue siendo después del accidente, se dice que la gasolina corre por nuestras venas.

A continuación os dejo un vídeo en el que se puede ver claramente que el niño protagonista les gustan los coches y la velocidad, además de tener un padre que envés de llevarlo a la escuela con el típico bus escolar amarillo que suele ser el medio de transporte de las escuelas americanas, tiene la fortuna de ir a la escuela con un Porsche 911 del 1996, cierto que no es el coche mas práctico para la família pero juzgando la felicidad del hijo en el vídeo que os dejo a continuación estoy seguro que su hijo guardará muy buenos recuerdos de ese coche.

 

 

Etiquetas: